• Pilar Rodríguez

Alimentación en el postparto


Si durante el embarazo no te ha sido posible, el posparto es el momento perfecto para realizar un cambio en tu forma de alimentarte.¿Quieres saber por qué?

¿Porqué comer alimentos saludables desde la gestación?

Por muchísimas razones, pero aquí te dejo una, pensando en la Alimentación complementaria de tu bebé.

A partir de la semana 23 de gestación, el bebé ingiere pequeñas cantidades de líquido amniótico, y gracias a la capacidad olfativa que comienza a desarrollar, es capaz de notar el sabor del líquido en el que se encuentra. Éste líquido, toma el sabor, en parte, de los alimentos que la madre come durante su embarazo.

Cuándo el bebé comience la introducción de otros alimentos además de la leche, le será entonces más sencillo tomar aquellos de los que reconoce el sabor.

Ser consciente de ésto podría ayudarte a realizar un cambio a alimentos más saludables, a bajar los dulces procesados, y a aumentar los naturales de frutas y hortalizas, por ejemplo.

Aún así si durante el embarazo no pudiste alimentarte de forma saludable tomar conciencia de este momento y sus posibilidades puede ayudarte a que ahora sea más sencillo.

Alimentación durante el posparto pensando en el bebé

Si tu decisión es dar el pecho a tu bebé, debes saber que la leche toma algo de sabor y color dependiendo de tu alimentación, y sucede igual que el líquido amniótico. Si tomas fruta lactando te será más sencillo que tu hijo tome fruta cuando comience con sólidos.

Además, lactes o no, eres el ejemplo de tu hijo. Por más que le expliques que las hortalizas con saludables si jamás te ve comerlas le resultará más complicado reproducirlo, es el llamado aprendizaje Vicario. Comed juntos, pero que te vea comer fruta, ensaladas, verduras, legumbres, y que sean olores de la casa y los reconozca como olores agradables. Que le recuerden a su lugar seguro y a su figura de apego.

Carlos Gonzalez decía que el cambio se debe realizar al revés del discurso que teníamos hace unos años, respecto retirar la comida del bebé para no añadirle sal, grasa, azúcar que su organismo no puede tolerar. No. Ahora el planteamiento es distinto, pero muy coherente: no comas nada que no darías a tu hijo.

Entiendo que puede ser complicado, pero si eres consciente de que tu cambio, en esta sociedad donde la mayoría de las enfermedades vienen derivadas por una mala alimentación, tu cambio podría aumentar las posibilidades de que tu hijo, sea un adulto sano. Merece la pena, ¿no?

¿Cuál es el cambio?

  1. Reduce el consumo de sal. Puedes usar gomasio, especias, algas..para que te resulte más fácil.

  2. Reduce el consumo de azúcar. Usa frutas para edulcorar, hortalizas, panela, siropes, mieles, y reduce los procesados.

  3. Las grasas mejor vegetales, sobre todo AOVE.

  4. Carnes mejor a la plancha. Y no consumas animales de caza con plomo.

  5. Consume pastas, pan, arroz integrales.

  6. No consumas pescados grandes, ni todos los días de la semana.

  7. Consume materias primas y no procesados.

  8. Mejor fruta entera que zumos.

  9. Consume legumbres como fuente de proteínas vegetales.

Comenzar la Alimentación Complementaria o Baby led weaning, puede ser un proceso apasionante y muy enriquecedor. De los 6 meses al año de edad de tu hijo deberás aprender mucho sobre alimentación, y éste es un buen momento para adaptarlo también a ti.

El posparto es un momento de cambio, de crecimiento. Vívelo en toda su intensidad.

Si quieres aprender más sobre Alimentación Complementaria y Baby led weaning, puedes hacerlo desde mi web: www.nutriendotumaternidad.com Y si estás en Madrid puede acercarte a alguno de mis Talleres presenciales.

Pilar Rodríguez

Doula, Asesora de Lactancia y Enfermera

Equipo SerDoulas


3 vistas