• Raquel Villaescusa, madre, doula, coach familiar

Carta de una doula a una madre cuyo bebé ha fallecido


"Te acompaño. Aquí me tienes para lo que necesites, cuando quieras y cómo quieras... Sé que necesitas hablar de tus emociones, verbalizar, y que otros se ocupen de tus cosas, porque tu sólo puedes recordar..."

"Solo tú sabes lo que estás pasando. Se ha ido tu ángel y parte de tu alma con él. Sé que estás vacía. Que la despedida se te hace imposible. Que te sientes sola... Que el destino de tu hijo se te hace incomprensible... Que habrías dado tu vida, pero no estaba en tu mano...

Ten por seguro que su estrella te acompaña, te sostiene y te ayuda a calmar tu vacío. Y cada día le pides ayuda para fortaleceros, seguir adelante, continuar apreciando la vida y creyendo en ella.

Tu pareja intenta ser el fuerte, por él y por ti, a ratos desubicado, y otras veces desde el automático, encontrando en la rutina una ayuda para no pensar.

Tu hijo no termina de entender porqué su hermano no llegó, porque no es tan mayor para saber que la muerte no es algo temporal ni irreversible, y se siente desconcertado, pero no encuentra las palabra, aunque sabe, porque tu les has dicho, que su hermano, allí donde está, es feliz...

Lo que te rodea no te abraza, no te arropa, no te entiende... Y el dolor por lo vivido se agranda con la soledad...

Nadie más que tú sabe cómo una madre vive un posparto y un puerperio vacía, incompleta.

Te acompaño, si así lo quieres, en la hiperactividad y en la apatía, en la culpa y en la ira, en el llanto, en la soledad y en el vacío, en la incomprensión y en el no poder más, en la pérdida, en el duelo al fin... Si así lo quieres, puedes contar con servicios de atención psicológica y de apoyo emocional especializados, que os escucharán sin juzgados, que validarán vuestros sentimientos sin cortapisas, os dejarán ser en libertad y sin urgencias ni protocolos, os asesoraran sobre técnicas y terapias de apoyo y os ofrecerán herramientas para vivir de una forma natural y personal vuestro proceso de duelo.

Existen grupos de apoyo abiertos. Espacios para la reflexión, el acompañamiento y el apoyo, desde la empatía, la comprensión, la no intervención y la experiencia de personas que están viviendo algo similar a vosotros, desde donde podréis normalizar vuestras vivencias.

¡Siempre hay salida! ¡Su eterna presencia os ayudará a superar a perdonar, a dejar ir y a mantener un recuerdo sano, positivo y precioso para siempre."

#muertefetalintraútero #pérdidagestacional #pérdidaperinatal

84 vistas