La postura de lactancia en mamá

November 23, 2017

Las doulas y asesoras de lactancia nos pasamos la vida acompañando y explicando cuestiones de lactancia. Unas acompañando el camino puramente emocional de lactancia de cada madre y bebé, apoyando en los momentos difíciles, ofreciendo herramientas y profesionales que sienten que pueden ayudarles, y compartiendo desde la escucha mañanas, tardes y noches en las que las emociones se agolpan. Y las otras, observando, buscando lo que la madre siente que falla, hablando de la postura de lactancia ideal para un bebé. Dónde orientar la mandíbula cuando alguna zona del pecho tiene más congestión, cómo debe agarrar el pezón el bebé, cómo corregir agarres difíciles, cómo pueden afectar esos agarres al bebé... Y acompañando desde otro prisma, intentando apoyar a mamá y bebé en sus necesidades.

 

Las amigas y familiares también suelen aportar desde su experiencia, conocimiento y sentir... Lo que ellas han vivido, su sabiduría aprendida, y también la que les ha mostrado su biología e instinto

 

Pero al fin, reconozcámoslo, la mayoría nos centramos en el bebé y su agarre, y solemos pensar poco en la postura de lactancia ideal también para la mamá que muchas veces pasa casi las 24 horas del día con ese bebé pegado a su pecho. Precisamente por esa falta de comunicación sobre una postura lo más adecuada posible también para las madres es por la que muchas llegan a dolores de espalda, cadera, hombros, etc.

 

Las "tomas" de lactancia materna en muchas ocasiones se convierten en tardes o mañanas enteras, o noches en las que pocas veces recolocamos nuestra postura, y siempre la mantenemos adaptada a las necesidades de agarre y comodidad prioritariamente del bebé. De ahí que las contracturas comiencen a aparecer a las pocas semanas del parto, apoyadas por los cambios en la fisiología de nuestra espalda durante el embarazo y el postparto, los cambios hormonales, el cansancio y los nervios habituales de los primeros días o semanas de crianza de un bebé. 

 

Otro de los problemas musculares típicos en la lactancia es la tendinitis en las manos o la Enfermedad de Quervain, que causa que muchas madres deban usar muñequeras y otras sujeciones para aliviar el dolor. Éste se produce en las manos por la postura mantenida al sujetar al bebé mientras mama, y que termina causando este tipo de problemas de los que pocas veces se habla. La verdad es que no serían tan difíciles de evitar o paliar con un poco de información sobre autocuidado en el postparto. Al menos saber que estas cosas pueden suceder.

 

Y es que en esta parte de ese necesario autocuidado tienen los fisioterapeutas y osteópatas un papel fundamental, pues conocen a la perfección este tipo de problemas, cómo intentar evitar que sucedan y qué hacer cuando ya no podemos evitarlos porque son una realidad. 

Por eso es tan importante tener una red de contactos profesionales, hablar más sobre este tipo de posibles problemas y que las mujeres puedan acceder a más información sobre ello. 

 

Busca información, consulta con tu matrona u otro profesional sanitario, asesora de lactancia o doula. Porque hay soluciones, hay profesionales que pueden ayudarte si ya estás viviendo ese dolor constante, o ayudarte para que no llegues a ese punto. 

 

Porque la lactancia debe ser un disfrute para tu bebé y para ti.

 

 

Bea Fernández,

Doula

Especialista en comunicación en Redes Sociales

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo