Semana Mundial del Parto Respetado 2018 para todos los partos

May 18, 2018

 

PARTO RESPETADO EN CASO DE PÉRDIDA GESTACIONAL Y PERINATAL

Durante la #SMPR18 Semana Mundial del Parto Respetado 2018 que este año celebramos del 14 al 20 de Mayo, se intenta hacer visible el hecho que cuanto menos intervenidos sean los partos y más respetados como los procesos fisiológicos que son, mejores resultados se obtendrán tanto para la madre como para el recién nacido tanto a nivel de salud como emocional.

Así que este año el lema es: “Menos intervenciones, más cuidados”

Pero en toda esta oleada de reclamación de los derechos que la mujer posee sobre su cuerpo y sus decisiones, se echa mucho en falta recalcar que todos los partos merecen el mismo respeto, con ello quiero hacer especial mención a los partos en los que el bebé ha fallecido previamente o lo hará inmediatamente tras el nacimiento.

Los bebés que han perdido la vida encontrándose aún en el vientre materno, también nacen, y cómo manejen el proceso de parto los profesionales sanitarios en este delicado momento, será clave en la vida de la mujer, así como de su pareja y entorno familiar.

Cada vez más protocolos van recogiendo aspectos relativos a la mejora del momento emocional que vive en ese momento la madre gestante, como ejemplo este protocolo de actuación en caso de muerte fetal intraútero http://www.svgo.es/sites/default/files/Muerte%20Fetal%20Intra%C3%BAtero.pdf, que recoge muy bien diferentes maneras y detalles de ofrecer apoyos a la pareja que luego mejorarán sin duda la elaboración del duelo, pero por desgracia los protocolos cambian enormemente de una comunidad a otra así como entre hospitales dentro de la misma ciudad, pero también es cierto (y triste) que depende de la ética y empatía que quiera tener el o la profesional en ese momento.

Debido a todas las variantes que se pueden dar en estos casos, a continuación muestro una serie de proposiciones dirigidas a los/las profesionales que atiendan a la mujer durante el duro proceso de dar a luz a su bebé, sin vida o que va a perderla según nazca. Por esa razón están escritas en primera persona, pretendiendo llegar de manera directa a su profesional:

  1. Ante el diagnóstico de muerte fetal cuéntame lo que ocurre, de manera que yo pueda entenderlo y con palabras y expresiones que no aviven mi dolor, pero de manera clara. Si necesito que me muestres pruebas como por ejemplo ecografías hazlo, me ayudarán a ver qué lo que me cuentas ha ocurrido de verdad y podré tomar decisiones desde otro prisma.

  2. En casos como un parto inminente o un problema genético o físico que determine que mi bebé no podrá sobrevivir una vez nacido, explícamelo lo antes posible para que pueda hacerme a la idea, pero nunca uses frases que puedan echarme la culpa de lo que ocurre.

  3. Intenta hablar con el equipo de médicos, matronas, enfermeras y auxiliares de tu turno así como pasar la información al siguiente en caso de ser necesario, en la cual desearía un trato respetuoso con el momento que estoy viviendo, sin recibir opiniones ni juicios de valor.

  4. Cuando me ingreses intenta hacerlo en una habitación sin compañera, a ser posible fuera del área de maternidad, ya que es muy duro escuchar a los bebes de los demás sabiendo que nunca podrás escuchar al tuyo.

  5. Si me enfrento a una inducción háblame de todo el proceso, explícame que va a ocurrir en cada momento y las opcines que tengo.

  6. Preséntame los papeles que tendré que firmar y las decisiones que tendré que tomar sobre el cuerpo de mi bebé y la placenta cuanto antes, puede que llegado el momento del alumbramiento me encuentre en estado de shock y no sepa tomar las deciones oportunas, llegando a poder arrepentirme en el momento que tome consciencia sobre ellas.

  7. Trata mi momento de parto como lo que es, estoy trayendo a mi bebé al mundo, pregúntame su nombre, llámale como he deseado, anímame en el proceso como si fuera un parto normal, esta experiencia será única en mi vida y merezco todo el respeto en ella.

  8. Dame la oportunidad de coger a mi bebé, puede que no quiera verlo, pero dime que tengo esa opción, no tomes decisiones por mí, no intentes protegerme, sólo dame la opción, porque seguramente quiera aprovechar la única opción de tener a mi bebé en brazos, eso nunca me dará miedo y me ayudará a elaborar mi duelo.

  9. Pregúntame si quiero ponerle ropa a mi bebé, estaría genial que me facilitaseis una ficha con las huellas y el nombre de mi bebé, piensa que van a ser los únicos recuerdos tangibles que pueda llevarme a casa

  10. Dame tiempo para despedirme, todo el que necesite, y cuida que en ese periodo no entre nadie que no debe a esa estancia, ese tiempo es clave para mí, respétalo.

  11. Apoya todas las decisiones que tomemos mi pareja y yo, y presentándonos

     

     

     todos los recursos de los que podemos disponer (psicología, terapia, doula, grupos de apoyo…) para afrontar el duelo.

Si nos cuidas de esta manera siempre guardaremos un gran agradeciemiento hacia tu práctica en nuestro corazón.

 

                                                                         

                                                                          Iris D. Montesinos

                                                    Madre de 4 bebés en el cielo, asesora de porteo y crianza y

                                                    parte del equipo SerDoulas.

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo