Siempre que me consultan sobre este recurrente asunto, respondo con esta pregunta: ¿Cuándo tuviste tu última rabieta?, y siempre hay respuesta, y siempre es un acontecimiento reciente. Porque las rabietas no son más que manifestaciones de ira, y la ira, una de las emociones más presentes en nuestra vida, y aparece cada vez que en nuestro alrededor hay algo que no nos encaja sobremanera, y por ello nos frustramos. Y si a nosotros, personas adultas que, se supone, hemos aprendido a tolerar la frustración desde la experiencia vital, qué no sufrirán desde la ira nuestros pequeños, tan humanos como nosotros pero carentes de esa experiencia vital que nos da ventaja a los mayores.

 

Las rabietas no son sólo cosa de niños. Todos las sufrimos. El asunto está en disponer de herramientas que nos ayuden a minimizar, si es que no podemos anular, la aparición de estos episodios y de sus efectos. Pero sin comprender sus motivos no lo lograremos.

 

Las rabietas en la primera infancia, digamos que en los niños de entre 0 y 8 años, son un elemento evolutivo de ayuda inestimable y de aparición inevitable, para practicar la tolerancia a la frustración, y nuestra tarea desde el mundo adulto es, simplemente, acompañarlas, asegurarnos de que no se harán daño mientras las sufren, y esperar a que pasen. Por supuesto que si fuera posible prevenirlas, sería más que idóneo, pero, ¿sabemos el origen de estas?¿somos conscientes del verdadero motivo? Pues la buena noticia es que el motivo es simple: el mundo no está pensado para ellos. Pero la otra cara del asunto es, que no siempre nosotros conseguimos empatizar lo suficiente para darnos cuenta de ello.

 

Una pregunta sencilla nos ayudará a saber si estamos bien posicionados: ¿nos sentimos bien respecto a la manera en que gestionamos las rabietas de nuestros hijos?

 

¡Deshagámonos de las falsas creencias sobre los niños! ¡Pongámonos más en su lugar! ¡Acordémonos de cuando éramos niños! ¡Qué nuestras expectativas sean reales! ¡Dejemos paso a lo innato, al instinto, a la naturaleza, al vínculo y el apego entre padres e hijos, y respetémoslo y amémoslo!

 

Distingue lo que es tuyo de lo que es suyo, tanto en lo material como en lo emocional, establece normas y rutinas básicas, desarrolla alternativas al castigo, el grito y el azote, recuerda que necesitan escucha activa y atención plena, déjales una vía de escape digna, acompáñalo en esos momentos de desesperación, porque a veces no es necesario hacer ni decir nada, no te dejes desbordar por el miedo a no conseguirlo porque tu puedes hacerlo, desde la empatía, el amor y el respeto, y partiendo de la base de que los niños no actúan por maldad sino por desconocimiento, y luego enséñales todo lo que has aprendido en este viaje, y así, a medida que pierdan el miedo a lo desconocido y renueven la confianza en los suyos, dejarán de necesitar tanta reanimación, dejarán de ser necesarias las rabietas para manifestarse. Porque lo que les aportemos serán los cimientos de su vida de adulto.

 

Es fundamental conseguir encajar las piezas familiares de este conflicto familiar, tan temido como habitual, que nos hace tambalear, y así poder superar esas situaciones en armonía.

 

 

  

 

Finalmente no se trata de otra cosa que de familias deseosas de comprender y comprenderse, para poder acompañar y acompañarse, en la gestión de conflictos familiares.

 

Y de todo esto os hablaré en mi próxima charla-taller online que lleva por título 'Rabietas: ¿desde dónde y hasta cuando?, el próximo sábado día 22 de septiembre, a las 11 horas, en el espacio To Bee, dentro del Centro Comercial Las Lomas, en Boadilla del Monte. Para conocer y reflexionar sobre el qué, el porqué, el cómo y el cuando, sobre una de las cuestiones más presentes en la crianza, que más preocupa a las familias y que más impotencia y sinsabor les causa.

 

Puedes confirmar tu asistencia por mail a rakavilla@yahoo.es, por whatsapp al teléfono 606175699, o desde el evento de facebook que hemos preparado para ello: 

https://www.facebook.com/events/2216714791907976/

 

¡Acompáñame en esta actividad y lograrás desmitificar las rabietas y disponer de herramientas para gestionarlas con éxito!

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo