Consultoras de lactancia, un gran valor social

October 3, 2018

Ya nadie informado cuestiona la importancia de la lactancia materna tanto para el bebé como para la madre y el transcurso de la primera crianza. Sin embargo, pese a que conocemos esta importancia, parece que todavía no tenemos muy claro cómo apoyar y ayudar a las madres y sus pequeños y familias en esa parte de la maternidad.

 

No siempre las cosas transcurren como nos las cuentan, no siempre la lactancia es sencilla y satisfactoria desde el primer día y no siempre las madres se sienten bien con su lactancia física y emocionalmente. Y pocos son los profesionales que a día de hoy conocen realmente esta etapa como para apoyar a las mujeres en ella.

Las Consultoras de Lactancia son una figura relativamente nueva. Personas formadas, informadas y actualizadas tanto en cuanto al proceso fisiológico de la lactancia como en las posibles dificultades que puedan surgir y que apoyan e informan a las madres cuando recurren a ellas.

 

 

 

Rescatamos esta entrevista a Patricia López Izquierdo, Consultora  Internacional de Lactancia IBCLC, para saber un poco más sobre estas profesionales de la maternidad.

 

 

 

 

- Patricia, antes de nada: ¿qué es una Consultora de Lactancia? ¿Cómo surge esa figura y para qué?

Las consultoras de lactancia certificadas (IBCLC, Internatioal Board Certified Lactation Consultant) existen como tales desde 1985 en que se fundó el IBLCE , International Board Lactation Consultants Examiners, un organismo privado que da respuesta a la falta de formación y titulación específica en lactancia materna. Hoy en día sigue siendo el único título de asesora de Lactancia reconocido a nivel internacional. Y sigue habiendo una gran necesidad por parte de las familias de tener una figura experta y capaz de dar el apoyo necesario cuando surgen dificultades a la hora de amamantar.

    

 

- Las Consultoras de Lactancia tienen su propio espacio en la maternidad ¿Cuál es? ¿Qué funciones tiene una Consultora de Lactancia?

 

El espacio de la Consultoras está bien delimitado por nuestro código ético y nuestras obligaciones profesionales. Nos ponemos al servicio de las madres que acuden a nosotras facilitándoles toda la información que requieran y ofreciéndoles nuestro apoyo incondicional, permitiendo así que tomen sus propias decisiones y acompañándolas en el proceso, tanto de lograr una lactancia satisfactoria como de destetar si así lo desean. Debemos reconocer bien nuestras limitaciones y derivar o referir los casos a otros profesionales sanitarios siempre que las circunstancias lo requieran.

 

- ¿Cómo se convierte en Consultora de Lactancia? ¿Qué formación y conocimientos se requieren?

 

Para convertirse en Consultora de lactancia es imprescindible tener un buen bagaje de apoyo madre a madre en el ámbito del amamantamiento. Esto puede ser en forma de participación voluntaria en grupos de madres y asociaciones pro-lactancia reconocidas (como es mi caso) o bien en forma de trabajo remunerado en maternidades u otros centros sanitarios, siempre que se acredite el trato directo con las madres lactantes, durante unas 500-1000h en los anteriores 5 años. A mayores has de demostrar un nivel alto de conocimientos científicos, en medicina y sociología de la lactancia, que te permita superar el examen del IBCLE que es un test de nivel universitario celebrado una vez al año en todo el mundo con el que "nacen" las nuevas IBCLCs. La certificación ha de renovarse cada 5 años, demostrando de nuevo un óptimo nivel de conocimientos actualizados e la materia, y siempre orientados a la práctica de la consejería.

 

 

- ¿Quiénes acuden a las Consultoras de Lactancia? ¿Conocen las madres su existencia? ¿Qué buscan las madres que llaman a una Consultora de Lactancia?

 

En otros países las Consultoras son bien conocidas y reconocidas, muchas trabajan en maternidades o centros privados, y las madres saben que pueden recurrir a ellas. En España de momento somos muy desconocidas y la mayoría nos encuentran a través de grupos de apoyo o rebotadas después de peregrinar por otros profesionales (médicos, matronas,...) Suelen ser por tanto, madres muy motivadas y bien informadas en lactancia, con situaciones realmente complicadas, que buscan soluciones a problemas reales o al menos sentirse realmente comprendidas en sus decisiones.

 

 

 

- ¿Cómo llegamos las mujeres en general a la lactancia? ¿Tenemos información correcta y realista sobre esta etapa?

 

Por suerte cada vez hay más información fiable disponible sobre lactancia, pero aún así la mayoría llegamos con conocimientos muy limitados y sobre todo con ideas preconcebidas erróneas pero muy arraigadas en el subconsciente y difíciles de cambiar, al menos al inicio. Estas ideas poco realistas son casi siempre el origen de las dificultades y de la vivencia con angustia y desazón de todo el proceso.

 

- Las Consultoras pasáis a formar parte del entorno de la madre y la familia en un momento especialmente sensible, pero… ¿qué importancia tiene el resto entorno de la mujer en su lactancia? ¿Puede este entorno y la información recibida influir decisivamente en una lactancia?

 

El entorno de la madre es fundamental. Aunque algunas se hacen madres coraje auténticas y luchan solas por amamantar, en la mayoría de los casos la falta de apoyo, la incomprensión o directamente el menoscabo de su autoestima como madres lactantes acaban haciendo mella y provocando el abandono antes de lo deseado. En el entorno se incluyen con un papel destacado los profesionales sanitarios en general, cuyo desconocimiento y prejuicios sobre la materia hace que, demasiado a menudo, lactancias normales acaben en destetes injustificados.

 

 

 

- Para terminar, ¿cómo podemos elegir una Consultora de Lactancia? ¿Qué es aconsejable a tener en cuenta al buscar Consultora? ¿Dónde podemos encontrarlas?

 

Por desgracia actualmente no hay muchas consultoras donde elegir, jeje.. Salvo excepciones como Madrid o Barcelona donde hay más, en la mayoría de las zonas de España hay una consultora, o ninguna.

De todos modos, idealmente deberíamos poder elegirlas como a cualquier otro profesional: mirando su curriculum y sobre todo fiándonos de la impresión que nos dé al contactar con ella. En este campo es fundamental establecer una buena sintonía emocional con el otro para poder obtener un resultado satisfactorio. Donde hay más a elegir, no deberíamos dudar en pedir segundas opiniones o probar nuevas opciones si la primera no nos convence. Para encontrarnos, tenemos una web propia de las IBCLCs españolas que puede ayudar, con un directorio y más información.

 

 



 

Gracias a Patricia López por esta entrevista maravillosa, y por su gran trabajo diario desde hace ya muchos años por para las madres y bebés.

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo