Comunica de forma positiva en tu embarazo y parto

February 7, 2019

¡Estáis embarazados! ¡Qué ilusión! ¡Vais a ser padres! Y ahora toca encontrar a los profesionales que deseáis que lleven vuestro proceso, y comunicarles que queréis que suceda y cómo. Esa búsqueda requiere un trabajo personal previo para que esa información esté definida y acordada, siendo coherente con vuestro proyecto familiar, y sea comunicada de la mejor manera posible.

 

Para ello os invito a que fomentéis una concepción consciente, una vivencia emocional, cercana al proceso natural y a vuestra fisiología, más allá de los modelos de maternidad que nos rodean y de los consejos y experiencias de las personas cercanas, profesionales o no, y que aprovechéis el camino a recorrer durante el embarazo para desarrollar vuestro auto conocimiento y compartíroslo, desde la autenticidad, y así aseguraros que no os dejaréis llevar por fantasías y expectativas irreales o poco plausibles que os puedan frustrar.

 

Sabiendo que cada profesional, centro de salud, especialista u hospital disponen de sus propios protocolos respecto a embarazo, parto e instauración de la lactancia materna, la decisión de cómo será vuestro proceso maternal de embarazo y parto os corresponde a vosotros, y dependerá de lo que consideráis como prioridad, teniendo en cuenta vuestros valores y creencias y cuestiones personales y logísticas, pero es fundamental elegir un buen modelo de comunicación, para que la información que con tanto mimo habréis elaborado y que tanto tiempo os ha requerido, llegue a los receptores elegidos de la manera más óptima, pues vuestro objetivo, sin duda, es obtener una respuesta positiva, comprensión, aceptación y colaboración.

 

Así pues evitad un lenguaje agresivo, restrictivo o defensivo.  Y estableced una comunicación abierta, positiva y constructiva. Recordad que no por hablar más alto es más cierto lo que se dice… Y, sobre todo, utilizad el sentido común y obtened previamente información garantizada.

 

Se trata de cómo hablar para que te entiendan. El asunto es qué y cómo deseáis hacerles llegar la información a los profesionales sanitarios, y esa cuestión, como cualquier contexto de comunicación, necesita una elección afortunada del uso del lenguaje, ya que no es qué decimos, sino más bien, cómo lo decimos y a quién.

 

Servíos de vuestra innata inteligencia emocional. Utilizad un lenguaje consciente, y desde una perspectiva realista y libre de interferencias, sin distorsiones ni disonancias, que os llevará a unas emociones consecuentes desde las que partir. Practicad una escucha activa desde la atención plena. Es vuestro “aquí y ahora” y necesitáis que también lo sea para quienes os atienden. Porque lo que nos afecta no es la realidad, sino la interpretación que hacemos de ella, y la que hacen quienes recibirán vuestras palabras. Para garantizaros que os entienden, empatizad con ellos, validad sus propuestas, explicad vuestros motivos de la manera más asertiva posible (“entiendo y respeto tus decisiones y tus motivos, pero necesito que valores los nuestros, pues este es nuestro proceso y vosotros seréis sus facilitadores...”).

 

Durante el embarazo cuestiones cómo cuantas son las consultas necesarias con vuestro obstetra y cuáles son sus contenidos, qué tipo de preparación al parto ofrecen, qué puntos conlleva el proceso de acompañamiento de vuestro embarazo y qué posibilidades de intervenir en ellos tendréis, son de valoración.

 

La preparación al parto no es baladí, sino un aspecto fundamental de vuestro proceso, pues se trata del esperado momento del recibimiento de vuestro bebé, y ese momento estará relacionado con otros muchos importantes para vuestra crianza. Más allá de los contenidos, os invito a conocer previamente a quienes los imparten y a como se imparten, así como que dedicación se le da a la parte emocional y al cuidado de la salud, emocional y física familiar, y en concreto de la mamá y su puerperio.

 

Durante el parto es interesante conocer el nivel de intervención, dónde y cómo se gestiona el proceso de dilatación y expulsivo (si se realizan en la misma habitación, si la pareja podrá estar presente, etc.), si se practica  rasurado y enemado y, si es así, si son obligatorios, si la monitorización es externa, interna, o intermitente, si es la mamá está libre para moverse y adoptar la postura que prefiera, en qué lugar ubican las necesidades emocionales, si se permite el “piel con piel” con el recién nacido y así poder iniciar la lactancia materna en la primera hora de vida, si en el hospital se fomenta la lactancia materna. Y si sobre todo esto tendríais posibilidad de elección.

 

Para todo esto es importante que conozcáis que existen los llamados planes de parto. Un documento en el que la mujer puede expresar sus preferencias, necesidades, deseos y expectativas sobre el proceso del parto y el nacimiento. El Ministerio de Sanidad dispone de uno, pero podéis elaborar el vuestro también, y redactarlo y personalizarlo como os parezca. Evidentemente las decisiones de los profesionales que os asistan en el momento del parto serán la prioridad y buscarán garantizar la salud de la mamá y el bebé, pero el que conozcan y respeten, hasta dónde sea posible, vuestras decisiones al respecto, es uno de los factores más importantes.

 

Durante el pos parto hospitalario necesitareis conocimientos sobre la extracción y conservación de la leche materna, posible facilitación de información de grupos de apoyo y guías de lactancia y disponibilidad de profesionales al respecto (matronas, asesoras de lactancia, etc.).

 

Para todo esto es importante que sepáis que contáis con grupos de crianza y asociaciones relacionadas con la maternidad, en todas su etapas, que os podrán ayudar, apoyar, aconsejar y ofrecer información.

 

Es vuestra maternidad, y desde una actitud consecuente y proactiva, seguro que conseguiréis llegar a buen puerto y lograr un proceso sin interferencias y personal, porque solo vosotros sabéis lo que deseáis.

 

 

Raquel Villaescusa,

Madre, Doula y Coach Familiar

Equipo SerDoulas

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo