LA FAMILIA ES LA BASE EN LO FINANCIERO

May 7, 2019

La famiiiiiiilia, como diría Al Capone, es la base

 

Soy Karina Román.

Y desde que me formé como coach financiera, escribo artículos sobre educación financiera basada en valores y consumo responsable,  para madres que quieren que la relación de sus hijos  con el dinero esté dominada por la motivación, no por los  miedos.

 

También soy madre, doula, asesora de porteo respetuoso y técnico en educación infantil.

 

Si te soy sincera, empecé a interesarme por la educación financiera por mis hijos. Para que cuando fueran mayores pudieran ser independientes y supieran tomar sus propias decisiones financieras, sin ser engañados por los gestores de entidades financieras (léase bancos).

 

Porque el dinero es algo que vamos a tener que gestionar todos, tarde o temprano, la diferencia está en gestionarlo bien o a “salto de mata” como iba yo.

Lo que está claro es que es una asignatura pendiente de nuestro sistema educativo.

 

¿Necesitan los niños y las niñas educación financiera?

 

Déjame contarte un secreto. La verdadera educación financiera se recibe en casa.

 

Va quedando impregnada en nuestro cerebro (en nuestra plantilla, en nuestro subconsciente) hasta los 7 años, a través de nuestras figuras de apego (mamá y papá, habitualmente, o los adultos con los que convivamos).

Así como los adultos gestionen el dinero, así irá guardando el niño creencias en su subconsciente. Creencias que le  acompañarán toda la vida.

 

Como nos ha pasado a todos, que hemos adquirido creencias de nuestros progenitores.

 

Y al crecer y empezar a gestionar el  propio dinero, aparecen esas creencias. Si son negativas, limitan y convertirán la relación con el dinero en una relación tormentosa y llena de altibajos. Ya sea porque no te valoras y no consigues la cantidad de dinero que quieres, o porque tiene gastos emocionales, o porque no sabes dónde invertir tu dinero.

 

Por tanto, ante la pregunta de si la educación financiera es necesaria: Absoluta y rotundamente Sí.

 

Yo he sido analfabeta financiera durante demasiados años de mi vida, y no quiero eso para mis hijos.

 

¿Debería ser la educación financiera una asignatura del colegio?

 

Realmente creo que no serviría para mucho más que para aprender conceptos matemáticos, conceptos financieros, y algunos consejos de consumo responsable, reciclaje y marketing (muy necesarios también)

 

Serviría para reforzar las buenas prácticas que se realicen en casa, cuando los adultos no tienen creencias limitantes que estén transmitiendo al niño, lleven un control de gastos y una correcta gestión del dinero, no discuten por temas de dinero, promueven un consumo responsable teniendo realmente un consumo responsable, reciclando, ....

 

Hablar de consumo responsable o de reciclaje sin llevarlo a cabo, día tras día, cae en saco roto. Igual que hablar de ahorro, si los padres no ahorran y no consiguen llegar a fin de mes.

 

Pero  ¿qué es la educación financiera?

 

Principalmente es la buena gestión del dinero.  Control de gastos. No gastar más de lo que se gana. No endeudarse. Ahorrar. Creerse merecedores de dinero. No ver el dinero como algo sucio o que corrompe a las personas. Saber invertir bien. Conocer los productos financieros que ofrece el mercado. No dejarse engañar por las entidades financieras.

 

Es la diferencia entre tener una relación sana con el dinero o no. Es conocer fórmulas matemáticas para calcular una rentabilidad, una pensión, etc. Es saber gestionar el marketing agresivo que incita a comprar compulsivamente. A adultos y niños. Es consumo responsable, ética consumista, comprar productos de comercio justo, reciclar. Valores y respeto hacia nosotros y el medio ambiente.

 

¿Cómo se puede empezar una educación financiera desde casa?

 

Lo primero es que el adulto responsable, madre, padre, o tutor, como ponen los formularios, valore sus propias creencias sobre el dinero.

 

  • ¿Cómo es tu relación con el dinero?

  • ¿Cómo es la relación con el dinero de tu pareja?

  • ¿Cómo eran tus padres con el dinero?

 

Una serie de preguntas para valorar si el adulto tiene creencias limitantes o empoderantes.

 

Trataremos el tema de las creencias en el próximo post del 21 de mayo. Cómo saber si tenemos creencias limitantes o empoderantes, cómo modificar poco a poco esa configuración limitante del cerebro, cómo potenciar las creencias empoderantes, para creernos merecedores de dinero y no autosabotearnos,

 

Y cuando los adultos de la casa empiecen a tener unas creencias empoderantes, los niños empezarán a tener también una relación sana con el dinero.

 

Mientras tanto, podemos empezar a pensar si le damos una paga o no a nuestros hijos. Hablaremos de la paga en el próximo post del 4 de junio. Una paga basada en valores.

 

 

Karina Román

Coach Financiero

 

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo