Plan de Parto en Duelo

May 20, 2019

Si en un parto en el que todo se presenta del modo que deseamos, el plan de parto puede ser una herramienta definitiva para vivirlo de un modo que vaya acorde con nuestros deseos, que nos permita una comunicación fluida en un momento en el que no estamos para comunicarnos verbalmente, y para tomar conciencia de que tendremos que tomar muchas decisiones en nuestra maternidad, tendremos que informarnos y valorar lo mejor para nuestros niños y niñas, para nuestra familia.

Pero en el caso de los partos en los que se sabe que el bebé ha fallecido o lo hará en poco tiempo, el pan de parto va más allá: también es una herramienta para ayudarnos a no aumentar ese dolor con posibles recuerdos desagradables, para permitirnos sentir que entre tantas cosas que no podemos elegir, que jamás elegiríamos pero nos están sucediendo, podemos elegir al menos cómo vivir eso que es inevitable. 


Respecto a la fase de dilatación y parto, podemos utilizar las mismas fórmulas que en un
parto normal, aquellas cuestiones que nos permitan sentirnos más cómodas, más acompañadas, más seguras o en más intimidad.

Pero quizás podemos plantearnos incluir aspectos específicos que nos planteemos en una situación tan dura como es la pérdida de nuestro bebé y nuestra despedida tan prematura.


Como ocurre con cualquier plan de parto, puede y debe ser realizado a medida de cada madre/familia. Sin embargo, he incluido aquí algunos aspectos que quizás os puedan ayudar llegado el momento, en base a mi experiencia propia y ajena, personal y profesional.

 

Nada de lo que os cuente, de lo que os comparta, de lo que os ofrezca aquí va a cambiar la realidad que os ha llegado, que os ha golpeado. Pero si al menos hay algo que os resuena y puede ayudar a que vuestra experiencia sea un mínimo, un casi nada, menos difícil y podáis empezar vuestro duelo desde otro lugar... ya es suficiente.

 

  

Aspectos generales:
- Podéis solicitar intimidad en el centro hospitalario, pidiendo una habitación individual siempre que sea posible. La mayoría de los hospitales ya lo hacen, pero podéis consultar si esto sucede así en el vuestro.
- Podéis, como en un parto habitual, solicitar las mínimas intervenciones y visitas del personal sanitario durante todo el proceso. Las necesarias para vuestro bienestar y apoyo, pero que permitan vuestra intimidad.
- Sería importante que se realizara en todo momento la personalización del bebé (llamarle por su nombre, ya que tiene nombre y para vosotros no es el feto, sino vuestro bebé)
- Podéis elegir e informar sobre el acompañamiento deseado durante el parto.
- Desde luego, como cualquier usuario del sistema de salud, podéis elegir aceptación o no de personal en formación durante el parto y/o postparto.


Durante el trabajo de parto en sí también podemos contemplar diferentes cosas:
- Aspectos generales del parto: inducción (elección del modo, si es necesaria), libre
deambulación, episiotomía, administración o no de analgesia, colocación de vía de rutina,
enema, rasurado, elección de postura para el expulsivo, acompañamiento permanente por parte de la persona o personas elegidas, etc.


Pero todo esto era respecto a vosotras... Y con ese parto va a llegar al mundo vuestro bebé. Bebé que vais a poder tener muy poco tiempo con vosotras y para quien también podéis indicar vuestros deseos en cuanto a trato que reciba.

 

Respecto al bebé:
- Pedir o no entrega inmediata del bebé a la madre/padre aunque suponga posponer las
pruebas de pesada y medida, entre otras. No son tan urgentes ni importantes. De hecho en la mayoría de los hospitales esto ya se hace así.
- Realizar o no orden de no resucitación en caso de que sepáis que vuestro bebé va a fallecer pese a que se le apliquen técnicas del tipo que sea para devolverle la vida temporalmente..
- Pedir espacio y tiempo para que madre/familia y bebé puedan estar juntos en intimidad.
- Pedir la asistencia de un/a religioso/a para la realización de cualquier ceremonia o bautizo.
- Pedir vestir al bebé con su propia ropa.
- Pedir material y/o espacio para realizar estampación de las huellas del bebé como recuerdo. Muchísimos hospitales te dan la huella de tu bebé nada más nacer para que puedas conservar este recuerdo. 
- Pedir espacio y acceso para realizar fotografías del bebé con o sin su familia, incluso si deseas que vaya un profesional ajeno a la familia a realizar esas fotos que serán las únicas que tengas de tu bebé y con tu bebé. 
- Pedir espacio y acceso para realizar una ceremonia de despedida.

- Pedir cualquier tipo de objeto que pueda ser guardado por los padres como recuerdo.
- Pedir específicamente autopsia/necropsia del bebé, o rechazar estudios posteriores.
- Pedir específicamente entrega del cuerpo del bebé a los padres independientemente de la semana de gestación en la que se produzca el parto.


Respecto a la madre/los padres/la familia:
- La mayor parte de los hospitales disponen de apoyo psicológico para las madres y familias, pero podéis pedir específicamente atención psicológica o apoyo emocional, o llamar a algún profesional que pueda ir a atenderos o acompañaros en ese momento.
- Pedir el alta anticipada tras el parto si la situación física de la madre lo permite y siente que debe volver a casa, que está mejor en su casa.
- Pedir específicamente que no se administre medicación tranquilizante alguna a la madre salvo caso de prueba diagnóstica médica documentada que demuestre su necesidad. Quizás sí desees esa sedación o ese tranquilizante, pero tal vez simplemente quieres tu espacio de duelo y de dolor. Y vivirlo.

 

Nada en absoluto de todo esto que pidas va a hacer que no duela lo que vives, que las cosas sean diferentes o que esta pesadilla que sientes que te rodea finalice antes y todo sea distinto. Pero sí son opciones para que puedas decidir en la parte posible ante este imposible que te sucede. 

 

El duelo es un proceso sano, no una patología. Y como tal lo entendemos y lo acompañamos. Pero incluso si sientes que te rompes, que no puedes, que no ves luz en este túnel, hay profesionales de psicología perinatal. Porque aunque sea sano, nadie dice que sea sencillo. 

 

Nuestra aportación, la de las doulas de duelo, es estar a tu lado si lo decides. Y nuestra forma de hacerlo hoy es este texto que te pueda ayudar a decidir en tu parto... esto y abrazarte en tu dolor.

 

Con cariño

 

 

Bea (madre de 5 estrellas 2 dos arcoiris)

 

 

Bea Fernández

Doula

Diplomada en Desarrollo Infantil y At. Temprana

Educadora Infantil

Equipo SerDoulas
 

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo