LA PAGA Y EL TREN

July 4, 2019

Antes de  nada debes saber que no soy economista.

No me considero “experta” en finanzas, ni tengo poderes, y por supuesto tampoco tengo una varita mágica con la que cambiarte la vida en unas horas.

Si esto te echa para atrás es mejor que no sigas leyendo.

 

 

Mira.

 

Hay tres  tipos de personas.

(Me refiero en el tren)

 

Están los que saben inclinar los asientos a la primera.

 

Y los que no saben inclinarlos.

 

De estos últimos, están los que prueban y prueban hasta que se cansan y desisten.

 

Y los que lo intentan una vez, miran cómo lo están haciendo los del pasillo de enfrente, ven cómo funciona y lo inclinan.

 

Y esto es importante para gestionar bien el dinero.

 

O sea, prueba y error, no. Ver lo que funciona, sí.

 

 

Soy Karina Román.

Y desde que me formé como coach financiera, escribo artículos sobre educación financiera basada en valores y consumo responsable,  para madres que quieren que la relación de sus hijos  con el dinero esté dominada por la motivación, no por los miedos.

 

También soy madre, doula, asesora de porteo respetuoso y técnico en educación infantil.

 

 

El mes pasado hablaba de cómo empezar a ofrecer educación financiera a tus hijos basándonos en la división por edades del método Montessori y tomando como referencia una misma actividad (abajo tienes el enlace a los post anteriores).

 

Es un recurso, necesario, para que tú puedas enseñar a tus hijos a gestionar su dinero, y que ellos puedan aprender de tu mano.

Cuando queremos que nuestro bebé comience a caminar, podemos darles la mano siempre y tener la responsabilidad nosotros, los adultos, de evitar que pise o no el charco.

 

O podemos soltarle la mano, darle libertad, y que decida si pisa o no el charco, para que valore su decisión.

Soltarle la mano no quiere decir que no vaya acompañado, ni que hablemos de los pros y los contras de las decisiones que vaya a tomar. Quiere decir que le dejamos libertad de decisión y de juicio.

 

Y con la paga pasa lo mismo, podemos gestionar nosotros su dinero siempre. No darle nunca y decidir por nuestros hijos siempre, hasta que sean adultos y tengan que tomar sus propias decisiones.

 

O podemos dársela a la vez que les damos libertad para que ellos decidan qué hacer con su dinero. Y nosotros como padres y adultos, enseñarles a gestionarlo bien y acompañarles en sus decisiones, para que aprendan a tomarlas sin miedo.

 

 

Claro que si decides darle a tu hijo una paga, que sea proporcional a sus gastos y su capacidad de  administración.

 

Vale.

 

En el post del mes pasado (el de la paga) te decía que en la franja de 6-9 años era buen momento para empezar a darla.

 

Porque a partir de los 8 años aproximadamente, esta fecha no es relevante, dicen los expertos que el cerebro está capacitado para entender que el dinero existe, las cosas valen dinero, el dinero se gasta, que necesitamos dinero para comer, vestirnos, realizar cursos, tomar clases de baile…

 

Entienden, claramente, que el dinero sirve para conseguir algo que queremos.  Y es el momento de enseñarles que el dinero es un recurso ilimitado,  y que  aprendan a pensar cómo conseguirlo (de este punto hablaremos más adelante).

 

No me gusta darles a los niños la idea de “escasez”,  de que el dinero se gasta y luego no  quedará para el futuro. Sino que me gusta que lo vivan con la idea de “abundancia”, cuando necesitamos dinero para algo, debemos pensar cómo lo podemos conseguir.

 

RECUERDA  NO CARGARLES CON CREENCIAS NEGATIVAS.

 

Aunque es un recurso ilimitado, si malgastamos el dinero que tenemos, no tendremos para otras cosas que necesitemos más adelante, y tendremos que buscar la manera de conseguir más.

 

La paga debe estar en función de los gastos que tengan. Y esos gastos varían en función de la edad. También, la capacidad de gestión del dinero va mejorando con la edad, sobre todo si se da paga desde edades tempranas.

 

A mayor capacidad de administración, mayor paga.

 

 

PIENSA

¿para qué le quieres dar paga a tu hijo?

 

Una respuesta podría ser para que aprenda a gestionar bien el dinero

 

Para gestionar bien el dinero, tu hijo puede aprender el solo y hacerlo bien a la primera.

 

Puede ser de los que lo intente una y otra vez y desista cuando no le salga bien y no sea capaz de ahorrar.

 

O puede mirar cómo lo haces tú, y aprender.

 

 

Partiendo de esa base ¿cómo darles la paga e incentivar un consumo responsable y el ahorro?

 

Ya sabes por qué vas a darle paga a tu hijo.

 

Ahora piensa ¿cuánto es la cantidad que quieres darle de paga a la semana?

 

Como vas a darle una paga acorde a sus gastos, ¿Qué gastos tiene tu hijo?

 

 

Tengo que decir  que nosotros en casa damos paga desde los 3 años. Porque al ver que sus hermanos mayores reciben paga, los pequeños también quieren.

 

Para que te sirva de ejemplo, te escribo aquí la gestión del dinero de mis hijos y su capacidad de administración:

 

Mis hijos tienen 4 botes principales cada uno:

 

BOTE 1 de GASTOS.- con la pegatina <<COMPRAS>>

BOTE 2 para OTRAS PERSONAS.- con la pegatina <<AYUDAR>>

BOTE 3 de AHORRO A MEDIO PLAZO.- con la pegatina <<AHORRAR >>

BOTE 4 de AHORRO A LARGO PLAZO.- <<DISNEYLANDPARIS>>

 

 

  • Mi hijo de 23 meses no tiene paga porque no tiene capacidad de gestión.

 

  • Mi hijo de 4 años tiene paga simbólica porque quiere tener paga igual que sus hermanos mayores, y le damos 0,50€/semana, de los cuales, 0,30€ ahorra, 0,10€ gasta y 0,10€ para ayudar.

 

  • Mi hijo de 8 años tiene una paga algo mayor porque sabe gestionarla y administrarla mejor, y sus mayores gastos son algún juguetito, cromos y algún chicle, poco más, le damos 1.50€/semana.

 

Él ya empieza a separar el 30% del ahorro, lo “ideal” según los expertos en finanzas.

 

Por lo que ahorra 0,45€ entre los dos botes de ahorro, 0,15€ en el  bote de ayudar y el resto en compras, que suele gastarse cada semana. Es raro que le sobre algo, sobre todo si vamos a una gran superficie.

 

  • Mi hija de 13 años administra muy bien su dinero y gestiona muchos de sus gastos: de extraescolares, clases de baile y fotografía, va al cine y de merienda con sus amigas, compra su ropa y los libros que quiere leer, se paga el transporte público en autobús y gestiona su ahorro mensual. Por eso le damos 150€/mes.

 

Parece mucho, pero de ahí, aparta un 30% para ahorrar, un 10% para ocio, un 10% para libros,  un 10% para ayudar, un 20% para extraescolares y un 5%  para transporte y  el resto para otros gastos que suele ser ropa.

 

Para llegar a esa cantidad:

 

  • Hemos ido poco a poco ofreciendo cada año más dinero, que ella ha sabido gestionar.

     

  • Vamos calculando cada año, lo que más o menos gastamos al mes en sus gastos y ofreciéndoselo a ella para que aprenda a tomar decisiones financieras.

 

  • Ofreciéndole pautas para que sepa cuánto porcentaje debe dejar en cada bote, desde  pequeña, para que se acostumbre a separar el dinero, y primero guarde siempre el porcentaje de ahorro.

 

  • Dejándole libertad para decidir, por ejemplo, hay meses que no va a alguna extraescolar y lo que no ha gastado en eso, ella decide si lo ahorra o lo gasta en ropa, en ocio o en libros.

     

     

     

    Para todos.:

     EL dinero que hay en el bote <<COMPRAS>>  se gasta siguiendo las premisas de consumo responsable.

    Y viendo si es necesario o solo un capricho

     

     

     

     

     

    Aquí tienes los artículos escritos hasta la fecha, sobre educación financiera para familias, especialmente para madres e hijos, que puedes encontrar en este blog:

     

     

     

     

    • VACACIONES SIN BICHITOS

       

      En el post del 17 de JULIO veremos CÓMO PODEMOS AHORRAR EN VERANO

      Luego me cojo unas minivacaciones hasta el  25 de septiembre. Me lo merezco.

 

Karina Román

Coach Financiero

Equipo SerDoulas

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Carta a una mujer, de una doula

November 20, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

July 24, 2019

July 4, 2019

Please reload

Archivo